Reactiva la innovación en tu empresa

La mejor respuesta de una empresa ante los cambios abruptos y constantes es la innovación; como líder no solo necesitas de creatividad en tu desempeño, también es tu obligación impulsar el empoderamiento y promover estrategias bien estructuradas.

La innovación pasó de ser una actividad reservada a expertos, a reconocerse como una red de ecosistemas complejos en continua actividad. Es decir, cuando se trata de colaboración, las organizaciones deben “pensar fuera de la caja”

Los eventos disruptivos y los cambios abruptos en los mercados están reduciendo la vida útil de las empresas, se estima que la permanencia promedio de una empresa será de solo 12 años para 2027. La mejor respuesta de las empresas a este desafío es la innovación.

Te compartimos 5 propuestas para reactivar la innovación en tu empresa.

ESTRATEGIAS

Nuestra primera propuesta se basa en el liderazgo y la necesidad de que este se ejecute de una manera que permita comunicar una visión innovadora y un espíritu emprendedor a través de palabras y acciones. 

Mantener este tipo de claridad en los procesos de gestión de los empleados les ayuda a desarrollar ideas inteligentes y a ponerlas a prueba, refinarlas y escalarlas rápidamente para que se conviertan en productos y servicios viables.

La inversión en innovación requiere que los directivos analicen con profundidad factores como las demandas de la industria, las condiciones del mercado y la cartera con que cuenta su empresa.

Cuando una empresa no innova en algún punto de su trayectoria tiende a desaparecer, la innovación es indispensable para alcanzar un excelente desempeño competitivo en el mercado. Es una carrera que lideran las organizaciones pioneras y creativas, que apuntan a los agregados de valor y que siempre buscan diferenciarse.

Es un aspecto que debe abarcar todas las áreas de las empresas, que forme parte de la cultura organizacional y que cada uno de los colaboradores estén dispuestos a promoverla e impulsarla, a la par de gerentes y directivos.

Algunos puntos para mantener una buena estrategia de innovación son:

  • Machine learning, una de las aplicaciones más efectivas del ML ha sido el desarrollo de asistentes virtuales que interactúan con los usuarios vía chat, incluso a través del WhatsApp reduciendo así, el flujo de llamadas con consultores humanos y solucionando problemas simples de forma mucho más eficaz.

Los programas de predicción y recomendación de inversión y estrategias también consisten en recursos muy útiles, puesto que son capaces de considerar, analizar datos actuales e históricos, así como crear estándares a partir de un gran flujo informacional, lo que confluye a una toma de decisión más efectiva, orientada hacia las flamantes demandas del público y por ende, innovadora.

  • Inteligencia Artificial, al contar con sistemas de IA es posible automatizar y digitalizar una vasta variedad de tareas manuales acelerando su ejecución, evitando la ocurrencia de errores, repetición de actividades y el uso abusivo de recursos, así como proporcionando soluciones más efectivas para los clientes.
  • Omnichannel, Las experiencias multicanales son una novedad, sin embargo, cuando hablamos de tendencias es imprescindible ubicarlas como una de las principales.

Esto se debe a que las personas están cada vez más conectadas y atentas a los nuevos canales digitales por lo que acercarse a la audiencia a través de sus medios de comunicación preferidos configura en una condición básica para promover su satisfacción y, en consecuencia, su fidelización.

  • SaaS, Las aplicaciones online usadas en diversos tipos de dispositivos no demanda la compra de licencias, equipos específicos y gastos con infraestructura requiriendo apenas la contratación del derecho de aprovechar todos los beneficios ofrecidos por un determinado software.

Como el recurso no demanda costos extras de actualización y mantenimiento, es una alternativa fabulosa para las empresas que desean contar con ciertas soluciones economizando tiempo y dinero, al mismo tiempo que quieren mejorar la calidad de sus procesos.

PERSONAS

Para cultivar una mentalidad innovadora es necesario alentar a los colaboradores  a poner a prueba nuevas ideas, encontrar rápidamente los errores y aprender de ellos; crear procesos que impulsen la innovación y utilizar una estructura que atienda las necesidades colaborativas pero a su vez de desarrollo personal y profesional. 

Es una parte fundamental que las empresas estén abiertas a cambios disruptivos, un ejemplo de ello puede ser la escucha activa del colaborador, hacerlo partícipe de los cambios en la empresa le permitirá sentirse parte de un proceso de mejora, donde el sea pieza fundamental.

El proceso colaborativo se puede extender en todo el organigrama de la empresa. La innovación colaborativa suele aportar valor en múltiples aspectos a las organizaciones que la practican:

  • Genera alianzas a largo plazo basadas en la confianza
  • Genera nuevas oportunidades comerciales
  • Aumenta la posibilidades de crear más productos y servicios que tengan éxito
  • Reduce el costo total del desarrollo de nuevos productos y servicios
  • Disminuye la aversión al riesgo
  • Puede resultar útil para obtener información de valor en aquellos modelos de negocio dirigidos al cliente.

Esta forma de innovación representa un nuevo modelo de negocio para salir adelante en un entorno cada vez más incierto y cambiante.

Si queremos ser una empresa innovadora, debemos llevar a la acción la mayor cantidad posible de ideas y estar conscientes y dispuestos de que vamos a sufrir fracasos. De hecho, las empresas muy innovadoras, son empresas que fracasan mucho.

PROCESOS

Los líderes deben asegurarse de que, lejos de obstaculizarla, los sistemas organizacionales aceleren la innovación. 

La comunicación interna debe mantener a los equipos ágiles alineados sobre dónde y cómo enfocar los esfuerzos de innovación, cuándo cambiar y qué hacer cuando surja una gran idea. En algunos casos, esto implica digitalizar y simplificar los procesos; en otros, se trata de identificar mejor las necesidades de los clientes y eliminar los pasos redundantes.

Es muy común imaginar que la innovación se dispara a partir de un momento de inspiración, pero la realidad es que la innovación se logra obtener en muchas formas, como en servicios que se puedan ofrecer al cliente, en la forma en la que se distribuye un producto, en la manera como se relaciona con otras empresas (por ejemplo, el networking) o en la forma de vender un producto o servicio. De otra parte, la innovación no tiene que estar basada solamente en ideas novedosas, sino que también, se da mediante la implantación de pequeñas mejoras en productos o procesos, es decir, a través de una  mejora continua y sostenida.

Es por ello que la cultura de la empresa, la alta gerencia y el ambiente de negocios ejercen una importante influencia en el proceso de innovación. Para que una empresa sea más innovadora necesita una cultura orientada a lograr estas metas. 

Sin embargo, de nada sirve la formulación de una estrategia y el desarrollo de una visión cuyo objetivo sea la innovación, si la empresa continúa operando con sistemas rígidos de planificación, áreas funcionales incomunicadas, ausencia de equipos multifuncionales, múltiples niveles de aprobación, mecanismos de control y métodos de evaluación y sistemas de recompensa inadecuados.

De esta manera se logra justificar y comprender que la innovación tiene que volverse parte de la rutina diaria, debe estar presente en todas las áreas y en cada una de las acciones de la organización.

¿Qué beneficios obtenemos de la innovación en los procesos empresariales? 

  • Contribuye a satisfacer las necesidades de los clientes y resolver sus problemas.
  • A la empresa le permite ahorrar en costes al optimizar los recursos y encontrar nuevas formas de mejorar la rentabilidad. 
  • Una política de innovación exitosa ayuda a retener el talento, motivar y entusiasmar a los empleados, que encuentran un lugar en el que dar rienda suelta a su creatividad. 
  • La innovación en empresas es una señal de que las organizaciones miran hacia el futuro y se comprometen a mejorar y no quedarse estancadas en lo que ya funciona. 

La innovación no es una plantilla a seguir ni un conjunto de pasos; lo único que podemos hacer es crear las mejores condiciones dentro de nuestra organización para que las ideas florezcan, y saber identificar y apostar por las que tienen futuro.

.

COLABORACIÓN

En las décadas recientes la innovación pasó de ser una actividad de laboratorio, reservada a expertos, a reconocerse como una red de ecosistemas complejos en continua actividad. Es decir, cuando se trata de colaboración, las organizaciones deben pensar más allá de sus muros o como se dice coloquialmente, “pensar fuera de la caja”. Lo cierto es que ni siquiera las empresas más grandes y exitosas pueden innovar ideas y productos por sí solas.

En respuesta, muchas de ellas han optado por crear un ecosistema sólido de innovación que incluye la formación de una red de colaboración de donde puedan obtener ideas y enfoques frescos. No se trata de redes exclusivamente empresariales, sino de un amplio abanico de relaciones colaborativas con otras entidades (su competencia, inclusive), pero también con instituciones académicas, gobiernos y la comunidad.

Finalmente, es importante tener en cuenta que la innovación no se limita a introducir algo nuevo (un producto, una estrategia de mercado, un método), sino abordar de manera creativa también la planificación estratégica y la toma de decisiones para implementar las nuevas ideas con éxito.

INNOVACIÓN COLABORATIVA ¿ES SOLO TRABAJO EN EQUIPO?

Es fundamental que esta nueva innovación genere valor y este debe ser de triple impacto:

  • En primer lugar necesita generar valor para el mercado y que muchos estén dispuestos a invertir su dinero para adquirirla. 
  • Después, ofrecer valor para la organización, ya sea con mayor rentabilidad, reducción de costos o una mejora del clima laboral. 
  • Debe generar valor entre los colaboradores internos. Cada vez es más importante que las personas que trabajan en la empresa sientan que con su labor están contribuyendo a mejorar el clima organizacional y el rumbo de la empresa.

Innovar de forma colaborativa busca generar más ideas dentro de una organización. A día de hoy, la tecnología pone a disposición de las empresas numerosas herramientas para que sus empleados y sus principales grupos de interés puedan compartir y desarrollar nuevas ideas.

Pero para que este proceso sea efectivo, y la diversidad colaboradores participantes generen valor y no ruido al compartir sus ideas, la organización debe transmitir claramente qué metas persigue alcanzar.

CONCLUSIONES

Sin lugar a dudas una empresa que apuesta por la innovación es una empresa consciente, con metas y sobre todo que está asegurando su permanencia por mucho más tiempo que las empresas que no lo hacen. 

La mejor manera de lograr esto es con el apoyo de un grupo de especialistas que le brinden a tu empresa las herramientas para mejorar sus estructuras, procesos y modelos de gestión atacando los problemas de raíz. 


En Alia trabajamos de tu mano desde el inicio, nuestros servicios de consultoría estudian a raíz los problemas de tu empresa ofreciendo más allá que soluciones a la medida; ofrecemos soluciones integrales que contemplen los cambios en la industria y permitan que tu empresa se fortalezca para poder hacer frente a ello. 

Ahora es tu turno, ¿cuándo hablamos?

Comparte con un amigo

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp

Conoce todo lo que podemos hacer por ti

Agenda ahora una cita con uno de nuestros asesores

Horario de atención

 8:30am — 6:00pm L-V

También puedes leer…

¿Trabajas en Alia?​

Accede a tu portal de colaborador

¿Buscas empleo?

Conoce nuestra oferta laboral
Alia
corporativo