Los principios del siglo XXI de las nuevas tecnologías en recursos humanos

Los principios del siglo XXI de las nuevas tecnologías en recursos humanos

Estamos ya en la segunda mitad de la segunda década del siglo 21. Es impresionante voltear a ver que la gran mayoría de las firmas pioneras de tecnología en RH de los 90 y principios de los 2000 han sido adquiridas por compañías “de mayor calibre”: IBM adquirió a Kenexa, Oracle a Taleo y SuccessFactors fue adquirida por SAP.

Hoy, el producto de dichas adquisiciones hacen que la industria de la tecnologías en recursos humanos crezca a un nivel inconmesurable, en donde más proyectos, startups y agencias entran al mercado con ideas disruptivas, guiadas todas ellas con lo que se prevee va a marcar el futuro del RH al menos en los próximos 3 años.

Casi toda función de recursos humanos en una empresa hoy opera aún bajo los principios y prácticas establecidas en el siglo 20; pero son justo estos “nuevos principios” los que están desafiando al estatus quo.

Los nuevos keyplayers de las tecnologías en recursos humanos

Para hablar en corto, tenemos a empresas como Expensify (plataforma especializada en reembolso a empleados), ZenPayroll (para cambios de nóminas), y Gild en el área de reclutamiento. Todas ellas son bastante jóvenes pero hoy en 2016 ya están valuadas por millones y millones de dólares.

El crecimiento de este tipo de empresas marca lo que se puede concebir como los nuevos principios de las tecnologías en recursos humanos, algo que sostiene y defiende un muy confiable estudio de la firma ISG (Information Services Group). A grandes rasgos, estos nuevos principios son:

  1. Las interfaces de recursos humanos deben incluir experiencias móviles y sociales, enfocadas hacia el mercado y hacia el consumidor. Hoy los nuevos postulantes necesitan de plataformas de RH que hagan uso de las interfaces social media y de apps, ya que tienen absolutamente toda su información cargada en ellas. Esto va desde incluir autentificación con cuentas sociales, un diseño amigable y responsivo, y el trazo de toda una experiencia de consumidor dentro de las mismas.
  2. El soporte de la tecnología y almacenamiento en la nube debe estar alineada con los encargados en recursos humanos y agencias de outsourcing. Esto hace que necesiten menos del soporte T.I. en sus empresas y se enfoquen más al proceso de reclutamiento y selección.
  3. Las herramientas de colaboración online deben estar integradas en el flujo de trabajo de los encargados de RH. Plataformas como Basecamp o Zoho son un gran ejemplo de cómo los encargados RH o las agencias outsource pueden trabajar en conjunto para optimizar su flujo de trabajo.

Si lo analizamos a fondo, la tecnología en RH está avanzando en desarrollo a la par de que avanza el mercado para el marketing o las operaciones.

Y es ahí donde la “vieja escuela” de los recursos humanos tiene que hacer un punto de inflexión; quién no explora y conoce este tipo de herramientas pierde tiempo y conocimiento ante el mercado, tanto externo como interno.

Por último, y al contrario, quiénes forman parte de la nueva escuela o se han abierto al cambio, tienen cada día más poder de información, interpretación y predicción en sus manos para saber como va a responder un postulante ante una oferta de empleo, o como va a responder el mercado ante la necesidad de conseguir al candidato idoneo (en el caso de las agencias de outsourcing).

Cuéntanos entonces, ¿Eres parte de la vieja escuela? ¿O estás dispuesto a sumarte a la nueva escuela de tecnología en RH?

Compartir:

Más Publicaciones

Suscripción al Newsletter

corporativo