NOM 035 ayudará modernizar el ambiente laboral en México

Atender las necesidades psicosociales de los trabajadores dará paso a una modernización de la cultura organizacional de las empresas gracias a la entrada en vigor de la Norma Oficial Mexicana (NOM) 035, la cual brindará tanto a los trabajadores como a los empleadores la oportunidad de detectar y modificar las acciones tóxicas que se realizan cotidianamente dentro de los centros de trabajo.

El pasado 23 de octubre la NOM 035 fue validada por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) la cual tiene por objetivo identificar, analizar y prevenir los riesgos piscosociales en los empleados al desempeñar su labor, los cuales tienen consecuencias como estrés, alteraciones del sueño, ansiedad, depresión que impactan la salud del empleado, su desenvolvimiento fuera del trabajo, su desempeño dentro del trabajo hasta el punto de renunciar al puesto.

Las condiciones laborales mexicanas presentan indicadores de excesiva carga de trabajo, violencia dentro del centro de trabajo, acoso laboral, y largas jornadas laborales; condiciones identificadas por la norma como psicosociales, originadoras de un ambiente laboral poco sano.

En México un trabajador formal dedica a su empleo 2 mil 255 horas al año, con un promedio de 43 horas a la semana, según el indicador de horas trabajadas de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), sin embargo esas horas no se traducen en altos índices de productividad, porque el país solo logra un puntaje de 20 sobre 100.

Asimismo, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reportó que en el primer trimestre de este año 23 mil 542 personas renunciaron a su empleo a causa de acoso o discriminación, entendidos como trato hostil y segregación por edad, apariencia física, orientación sexual, identidad de género, discapacidad, religión o cultura. La mayor cifra para un periodo similar en una década.

Estos factores se traducen en que el 75 por ciento de los empleados mexicanos padecen de fatiga por estrés laboral, según cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Inclusive la Organización Mundial de la Salud colocó a México como el primer país con mayor estrés laboral, por encima de países como Estados Unidos y China.

Ante este panorama las empresas mexicanas iniciarán un proceso de implementación de políticas de detección para la atención y prevención de hábitos o condiciones que pongan en riesgo a sus trabajadores.

Las políticas que deben aplicar apuntan a mantener un equilibrio trabajo-vida privada, respetar las jornadas laborales, abrir un canal de comunicación para que los trabajadores puedan denunciar las situaciones de violencia o abuso, acciones contra la no discriminación, una constante capacitación y sensibilización a todos los niveles organizacionales hasta el fomento actividades culturales y deportivas organizadas por la empresa.

Arleth Leal, directora asociada de Red Ring, empresa especialista de capital humano, indicó que las empresas mexicanas necesitan comenzar su análisis desde los puntos más sencillos. “Las empresas debe sensibilizarse con la norma… comenzar desde los más básico, las descripciones de puestos, las horas que se trabajan de forma extra y revisar el tipo de liderazgos que se necesita”.

Las afectaciones por los riesgos psicosociales no se aíslan a nivel de colaboradores, ya que a largo plazo permean en la productividad de las empresas y genera rotación de personal. La especialista en capital humano, expuso que el 70 por ciento de las personas que acuden en busca de empleo indican que renunciaron a sus trabajo anterior por causas psicosociales, ya sea que vivieron acoso, fatiga laboral o un horario excesivo, mas no lo exponen al momento de presentar su renuncia.

La OMS identificó que las empresas que no gocen con un ambiente laboral sano no pueden obtener lo mejor de sus empleados, y esto puede afectar desde los resultados hasta la supervivencia de la compañía en un ambiente económico más competitivo.

Leal manifestó que “esta norma abre la puerta a identificar que la forma de trabajar es diferente. Las antiguas reglas en las que había una sumisión y tenías que aguantar todo de parte de las compañías, aguantar todo por parte del jefe, ya no son así. Que también importa la salud y el ambiente del trabajador”.

Por lo que el análisis de detección en las empresas podrá proporcionarle áreas de oportunidad para adaptarse a las nuevas características laborales que toman los candidatos para acceder a un puesto. “Que las empresas no lo vean como un simple acto de cumplir, sino que haya sensibilidad para ser generadoras de estrategias de atención de fatiga en sus colaboradores”, señaló Leal.

Por su parte, las áreas de recursos humanos se enfrentarán a nuevos retos en la manera de comunicar y atender estos casos, con la posibilidad de abrir puestos más especializados o generar colaboraciones con empresas o asociaciones especializadas en determinadas problemáticas.

“Capital Humano es el área involucrada al 100 por ciento en esta labor, y parte de su mayor responsabilidad será atender a esta norma. Habrá que implementar, a lo mejor, un puesto especializado o integrarla al área de seguridad e higiene con estas características para que haya un trabajo mensual, semestral y anual que sea visible, y que su función específica sea en coordinar la norma”, explicó Leal.

El cambio de cultura laboral dentro de las empresas requiere de la participación de los empleados a quienes se les brinda el benefició de poder exponer sus condiciones de trabajo. “Esta norma abre la posibilidad de que la gente pueda decir ‘oye me siento mal’, ‘me están tratando mal’, ‘creo que la forma no es adecuada porque está afectando mi integridad´, desde temas de carga de trabajo a otros más complicados como estrés, acoso, de violencia”, indicó la especialista.

Como lo dictamina la norma, los trabajadores tendrán la obligación de propiciar este diálogo, ya que deberán denunciar actos de violencia laboral, acontecimientos traumáticos, participar en las jornadas informativas y en la identificación de estos factores.

La norma señala que la identificación y análisis de los factores de riesgo psicosocial y la evaluación del entorno organizacional deberá realizarse, al menos, cada dos años, por lo que los resultados de la norma se verán a largo plazo, subrayó la especialista, y agregó que estos estudios traerán consigo nueva información sobre las descripciones de puestos de trabajo, la evolución en el desempeño, el clima generacional, por ejemplo, que podrían ayudar a generar cambios importantes que no se habían planteado antes.

El tiempo para que las empresas inicien sus procesos de análisis se acerca porque el próximo 23 de octubre la NOM 035 entrará en vigor, y quien no cumplan con ella será acreedor a multas de entre los 26 mil hasta más de los 500 mil pesos. Con ello obliga a la prevención y atención de padecimientos como depresión y ansiedad que tienen una repercusión económica anual estimada de un billón de dólares a nivel mundial por pérdida de productividad, de acuerdo a cifras de la OMS. /Leonardo González

 

Fuente: elpulsolaboral.com.mx

Compartir:

Más Publicaciones

Enfoques de RR.HH.

Enfoques de RR.HH.

Share on facebook Facebook Share on twitter Twitter Share on linkedin LinkedIn Share on whatsapp WhatsApp Hoy en día estamos viviendo como sociedad un cambio

Happy Friday 005 —Trabajando Feliz

Happy Friday 005 —Trabajando Feliz

Compartimos contigo nuestro #Playlist en #Spotify⠀ “Happy Friday 005 —Trabajando Feliz” – https://alia.click/HappyFriday005⠀ Ponte en acción la semana termino es el último jalón vamos por esos últimos pendientes

Suscripción al Newsletter

corporativo