El Home Office / Teletrabajo llegó para quedarse — ¿Tus colaboradores están preparados ?

Las estrategias de Recursos Humanos necesitan adaptarse rápidamente a las necesidades del trabajador, el teletrabajo conlleva gastos que antes las empresas no tenían en el radar y ahora es una prioridad que sean atendidos. 

Un ejemplo claro lo podemos encontrar en las acciones que han tomado algunas compañías, que permiten que los colaboradores que operan bajo este esquema de trabajo cuenten con las mejores condiciones laborales recibiendo prestaciones a la medida de las nuevas necesidades.

Estas medidas deben ser reguladas con la finalidad de mantenerse al margen de la NOM-035 y evitar cualquier factor de riesgo psicosocial entre los empleados que impacte negativamente su productividad y salud emocional.

 

El home office es una realidad que irrumpió intempestivamente la rutina de los trabajadores y de las empresas, nos mudamos de un ambiente laboral de condiciones controladas en donde las preocupaciones cotidianas eran muy distintas a lo que vivimos hoy en día.

 

Las estrategias de Recursos Humanos necesitan adaptarse rápidamente a las necesidades del trabajador, el teletrabajo conlleva gastos que antes las empresas no tenían en el radar y ahora es una prioridad que sean atendidos para evitar ralentizar el desempeño profesional de nuestros colaboradores. 

 

Un ejemplo claro lo podemos encontrar en las acciones que han tomado algunas compañías tales como bonos para que el trabajador pueda invertir en nuevo mobiliario o equipo de mejor calidad, tarjetas para alimentos a domicilio o apoyo en los servicios de internet; estas acciones permiten que los colaboradores que operan bajo este esquema de trabajo cuenten con las mejores condiciones laborales recibiendo prestaciones a la medida de las nuevas necesidades.

 

De acuerdo a los resultados emitidos de la encuesta realizada por KPMG el 82% de las empresas mexicanas consideran disminuir el espacio destinado a oficinas físicas. Los especialistas en materia laboral recomiendan que las nuevas prestaciones queden asentadas por escrito al igual que el reglamento pertinente:

 

  1. Requerimientos técnicos: Según el artículo 132 el patrón deberá proveer todas las herramientas necesarias para que el empleado pueda desempeñar sus tareas, incluyendo mobiliario y plataformas. 
  2. Honorarios laborales: Se deben establecer y definir para que los colaboradores comprendan los hábitos de trabajo remoto con la finalidad de mantener un cumplimiento cabal de la NOM-035 y evitar cualquier factor de riesgo psicosocial entre los empleados. 
  3. Salud y seguridad: En materia de salud es importante definir bajo qué concepto serán regulados los accidentes laborales y cómo serán gestionados por la empresa, en cuanto a seguridad deberá garantizarse el uso adecuado y óptimo resguardo de la información del colaborador.

 

Estos acuerdos no estarían completos sin involucrar el comportamiento de los colaboradores con la empresa; el reto para Recursos Humanos es definir eficientemente los “riesgos laborales” así como establecer condiciones específicas acerca de las herramientas y el espacio de teletrabajo con el fin de evitar contratiempos en el desempeño del trabajador. 

 

Parece un panorama difícil por los retos que representa, sin embargo estableciendo con claridad los parámetros bajo los cuales nuestra empresa se desempeñará durante la nueva normalidad nos asegura un desarrollo de este innovador esquema que proporcione excelentes resultados. 

 

En ALIA dominamos la NOM-035 y el know how para implementar medidas contundentes y acorde a las nuevas regulaciones laborales, te proporcionamos soluciones personalizadas de acuerdo a las necesidades de tu empresa. 

 

 

Compartir:

Más Publicaciones

Suscripción al Newsletter

corporativo